archivo

joan jordi oliver arcos


un arte vivo

La música es arte en movimiento. 

Las creaciones musicales nacen y mueren, siempre nuevas, siempre únicas. Más que cualquier otra disciplina artística, la música está vinculada a su medio de expresión: los intérpretes. Los títulos musicales no se corresponden pues a un puñado de genios particulares: las creaciones musicales son obras que todos los músicos compartimos, porque, de hecho, sin los intérpretes, la música no podría existir. Moriría en el pensamiento del creador. 

Los cuadros y las esculturas son creaciones estáticas, monumentos atribuidos a un nombre que permanecerán siempre en su concepción inicial, en su forma más pura. No pasa así en la música. El creador de la obra musical deja volar su composición a través de los tiempos: la música es una idea, una idea invisible que sólo es apreciable cuando el intérprete la invoca. Por este motivo, todas las composiciones musicales acontecen únicas en cada interpretación, y son imposibles de retener o recuperar. 

El pensamiento del creador es transmitido primeramente a la partitura; después, al intérprete, y, finalmente, a través de este, a todo el público. La composición musical, pues, acontece única en cada interpretación porque cada vez se repite el proceso de creación, ubicado quizás en otro espacio, en otro tiempo y en otra mentalidad cultural. Si bien representa la mentalidad de un tiempo, su percepción se acontece en un contexto histórico y cultural totalmente diferente. La música nace al empezar su concepción, no su escritura, y desaparece cuando no se reproduce -a la mente o vive-, volviendo a dormir en la partitura hasta que otro artista la recuperará, y la recreará, sea donde sea y cuando sea, con su criterio particular. Esto es la música, un organismo vivo, una creación constante de obras únicas e irrepetibles, un mundo donde todos los artistas de todos los tiempos comparten las ideas y las expresan subjetivamente. Un arte vivo.

Las intervenciones musicales de Joan Jordi Oliver (1994) contarán con obras de todos los tiempos, desde las Suites de Johann Sebastian Bach, del siglo XVII, hasta la modernidad musical del siglo XX con François Rossé. Su interpretación de las mismas, pues, será una recreación del pensamiento musical de cada época, sin olvidar la subjetividad inevitable del propio pensamiento y de la mentalidad musical del siglo XXI. 

_________________________

00 ajuntament | + itinerario en diferentes espacios de arte

viernes 3 de agosto
20.00h arcades de l’ajuntament
20.30h casal can pere ignasi
21.00h polivalent
21.30h espai cultural sa nostra