archivo

sara navarro

Antigua casa de sa Mestra Majora

_________________________

sara navarro swallow | video instalación

viernes 3 de agosto de 18 a 00 horas

Anuncios

swallow

En ocasiones se dice que de una experiencia traumática vivida durante la infancia siempre quedan resquicios en nuestro subconsciente.

Sara Navarro evoca los fantasmas de su pasado en una instalación audiovisual donde una serie de individuos, aislados bajo el agua, se ahogan lentamente e inducen al espectador a reflexionar sobre la dualidad de sensaciones entre la calma y la tensión.

Sirviéndose de las nuevas tecnologías como medio de expresión, Navarro, no hace sino poner más énfasis en el aislamiento actual que sufrimos, por voluntad propia, gracias a estas herramientas del siglo XXI.

La no-violenciaes un concepto clave en esta pieza, contemplamos una asfixia tratada de forma sublime, casi bella, de la cual el espectador se siente inmediatamente partícipe.

Maria Nicolau

_________________________

Todos hemos hablado alguna vez con amigos o familia, de lo bonita que es la época de nuestra infancia. Todos nos hemos planteado en algún momento de nuestras vidas volver a ser niños. La eterna juventud, la inocencia, la despreocupación…Aunque claro, la vida es dura para todos en ocasiones y ni de pequeños nos libramos de pasar algún que otro mal rato. Es en este punto de la conversación peterpanea cuando aparece mi mente apocalíptica y dice ‘volver a ser niño significa también tener que volver a pasar por todo lo ya vivido…’ Y ya se me quitan las ganas de serlo, de inocencias, de juegos de cubo y pala en la playa desnudo embadurnado por tu madre en factor 50. 

Los malos momentos de la infancia se graban a fuego en nuestra mente y nos condicionan de por vida. Puedes acudir a psiquiatras, hipnotizadores, chamanes, pero están ahí, reprimidos por orfidales o no, están ahí y nos acompañarán siempre en nuestra forma de actuar y de vivir. La verdad es que suena aterrador pero, si lo pensamos bien, es cierto. En verdad nuestra mente no hace más que recopilar y aprehender de lo vivido. Sí, he dicho aprehender de lo vivido. Aprender a secas es algo que nos cuesta más, somos humanos y al final cometemos los mismos errores (algunos nos pasamos la vida cometiendo los mismos una y otra vez…)

Pues bien, nuestra identidad se forja en estos años y los traumas infantiles, por tanto, generarán una parte importante de nuestra personalidad adulta, de nuestra forma de ver la vida y actuar. 

Sara Navarro nos hace hincapié en su obra Swallow sobre este tema. En ella habla del trauma que le generó un accidente que tuvo cuando era pequeña en una piscina en la que a punto estuvo de ahogarse. Nos sumerge en sus pensamientos profundos, sus sueños (o pesadillas), para que comprendamos qué se siente en ese estado y en esa situación. Swallow es una videoinstalación oscura, calmada, casi inerte si no fuese por las gotas que resuenan alrededor de los personajes sumergidos en agua que aparecen en las pantallas de televisión. Es como si, por un momento, nos introdujéramos en la mente de la artista. En su alucinación interna. 

Los personajes aparecen sosegados, inmersos en una paz que me desconcierta. Parecen vivir el momento después de la lucha del cuerpo por buscar oxígeno para respirar en el agua. Ese momento en el que el cuerpo se relaja y se rinde, intentando buscar una conexión con el medio acuático. Sara cuenta en sus investigaciones para realizar Swallow, que nada tiene que ver la forma de ahogarse peliculera que vemos en el cine con la realidad. Todo es mucho más tranquilo, sin salpicaduras, sin dramas. Por eso, para los que no hemos tenido esta clase de experiencia cercana a la muerte nos es un tanto difícil comprender este sosiego. Ya he dicho que a mí me inquieta, ya que no es como uno se imagina en realidad ese momento. 

Las gotas que escuchamos dentro de esta onírica instalación también generan una sensación extraña en el ambiente. Los ahogados nos atrapan, nos retienen. Pero esas gotas nos muestran una salida, un punto de inflexión en un momento de verdadera angustia. Hay una salida, podemos salvarnos. 

Swallow nos habla de un trauma infantil. Un trauma del que Sara Navarro escapó físicamente, aunque su mente lo invoque en sueños y le haga recordarlo toda su vida. Porque eso pretenden nuestros malditos traumas: que nunca nos olvidemos de ellos. 

Marcos Sáez

_________________________

02 ca sa mestra majora

viernes 3 de agosto de 18 a 00 horas